martes, 30 de agosto de 2016

Reflexionan sobre humanismo y educación superior como agente de cambio

Nota generada por:
Universidad de Monterrey
​Con la convicción de que toda universidad es humanista, el hermano Alejandro González, fms, en un diálogo con colaboradores y profesores de la Universidad de Monterrey, se refirió al papel de las instituciones de educación superior como el agente de cambio que la sociedad requiere.

“La universidad, en realidad, es la institución que en este momento de la historia es la que tiene la autoridad moral para hacer las auténticas transformaciones que la humanidad necesita; de otra manera, es la economía, lo utilitario, lo que predomina”, asentó el religioso.

El presidente del Comité de Principios y Filosofía del Consejo Ejecutivo de la UDEM dirigió la sesión de diálogo y reflexión sobre Humanismo, que se realizó durante esta mañana en diferentes espacios del Centro de la Comunidad Universitaria, en donde se desarrollaron pláticas y trabajos en grupos.

La Universidad de Monterrey inició en 2016 un proceso institucional de reflexión colaborativa de sus Principios Fundacionales, con duración de tres años y que culminará con la entrega de un documento final en el marco de las celebraciones por su 50 aniversario.

De esta forma, durante 2016, el análisis se centrará en lo que significa ser una universidad humanista; en 2017, se reflexionará sobre el principio de la apertura y, durante 2018, sobre el servicio, mientras que, en 2019, se darán a conocer los resultados, que ayudarán a entender cómo hacer vida los principios de la UDEM en el contexto actual y cómo la institución se visualiza y se proyecta hacia el futuro.

Luego de su plática, Alejandro González aludió a la situación que se vive como humanidad, en la que prevalece “lo material, el consumo, lo utilitario”, y la necesidad de recuperar el sentido de ser auténticos, lo que exige generosidad, esfuerzo y logro de metas personales.

“Es importante recuperar el sentido de que en el fondo esto es la educación: es ayudar a que seamos más humanos los humanos para beneficio de todos (…) descubrir cuáles son aquellos aspectos que en lo humano constituyen lo esencial: necesitamos tener más capacidad de cuidar, de organizar y de administrar todo nuestro entorno en beneficio del planeta”, aseguró.

El hermano marista señaló que la auténtica Universidad se preocupa por construir humanos, más que construir herramientas para que los humanos transformen la realidad.

“La Universidad se dedica al sujeto para que después él, con todas sus habilidades, transforme la realidad; en definitiva, una universidad que no tiene humanidades, no tiene sentido de ser”, sostuvo.

No hay comentarios: