lunes, 24 de febrero de 2014

Se gradúan 243 nuevos especialistas médicos

 
Con la tradicional toma de protesta y acompañados de sus familias, un grupo de 243 doctores se graduó en las diferentes 35 especialidades médicas que ofrece la Universidad de Monterrey.
 
Divididos en dos ceremonias durante el día, el 21 de febrero egresaron 124 y 119 médicos respectivamente, quienes recibieron sus constancias en el Teatro UDEM.
 
Los jóvenes profesionistas escucharon los consejos de Enrique Ruelas Barajas, presidente de la Academia Nacional de Medicina, en la ceremonia matutina, y de Héctor Cobos Aguilar, coordinador clínico del Internado de Pregrado de la UDEM, en la vespertina.
 
Las ceremonias estuvieron presididas por el rector Antonio J. Dieck Assad; Fernando Mata Carrasco, vicerrector Académico; Eduardo García Luna Martínez, director de la División de Ciencias de la Salud; Blanca Aurora Pérez Rodríguez, directora de Especialidades Médicas; y funcionarios de diferentes espacios de salud públicos y privados.
 
En su mensaje, Dieck Assad se refirió a la nueva etapa profesional que enfrentarán los recién graduados, en un mundo competido y cambiante.
 
“Los exhorto a mantenerse vigentes, a obtener certificaciones por parte de los consejos de su especialidad, a unirse a los diferentes cuerpos colegiados de su disciplina, y a continuar generando conocimiento a través de la investigación de alto impacto”, indicó.
 
El rector solicitó a los jóvenes a tener la seguridad de que en la UDEM fueron formados bajo los mejores estándares académicos disponibles, lo cual lo testimonian las agencias acreditadoras nacionales e internacionales que respaldan su calidad como institución.
 
“Es importante reconocer la labor de sus profesores y tutores clínicos, pues al gozar de la más alta preparación académica, poseer una amplia experiencia, y ser personas comprometidas con la educación, lograron transmitirles los conocimientos, habilidades clínicas y valores que los distinguirán como especialistas de esta casa de estudios”, señaló.
 
Mencionó otros factores clave en la conclusión de sus estudios, como las instituciones de salud pública y privada que participaron en su formación como sede o subsede y el acompañamiento de sus familias, las cuales los incitaron a cumplir esta meta dándoles palabras de aliento o apoyándolos económicamente.
 
Por su parte, Ruelas Barajas destacó la importancia de la vocación en las carreras médicas, que va más  allá de dominar el conocimiento específico de cada una de las especialidades: “es también la dimensión interpersonal, es el trato digno a las personas”.
 
“Para qué son ahora especialistas; no por qué lo decidieron, sino para qué; eso es justamente el sentido de la misión que todos tenemos en la vida; a final de cuentas, se trata de dar una buena atención médica y eso es calidad: esa es la palabra clave”, afirmó.

No hay comentarios: