jueves, 24 de abril de 2014

Escalera al éxito

Escalera al éxito
Por: Gabriela García-Williams (HL '93/LCIC '00)

En estos tiempos en que la competencia global limita los márgenes de ganancia en muchas industrias las compañías buscan eficientar los recursos disponibles al máximo.

Bajo esta premisa se contratan consultores para evaluar tiempos y movimientos, se analiza cada aspecto de la producción para encontrar ganancias que no se están aprovechando y hasta se reorganizan empresas enteras en la cuesta por ser más competitivo.

Lo que pocas compañías hacen es estudiar el recurso más valioso que tienen: el capital humano.

El éxito de una empresa empieza por su gente. Es importante considerar a quien se contrata, las condiciones en que se contratan las personas y el desarrollo proporcionado.

El éxito de la compañía esta proporcionalmente ligado a la calidad de su gente.

Hablar de calidad en las personas significa algo diferente para cada industria y para cada empresa. El candidato ideal para una firma de ingeniería probablemente no lo será para un restaurante o una escuela.

Así que hay que empezar por el principio y primero definir la personalidad de la empresa, que va a definir el tipo de personas a contratar; después hay que delinear claramente los atributos natos que debe tener cada candidato y los que se pueden aprender en el trabajo; finalmente buscar a los candidatos en el lugar adecuado.

Cuando tenemos la presión de encontrar candidatos a granel es fácil ir por la ruta conocida de las bolsas de trabajo, que en su mayoría funcionan bien y conectan profesionales capaces con oportunidades laborales; sin embargo una búsqueda más focalizada puede resultar en contrataciones más exitosas.

Busca donde otros no están buscando; un ejemplo es clubes deportivos, la mayoría de los deportistas profesionales se retiran en sus treintas y cuarentas, y normalmente desarrollan disciplina, trabajo en equipo y resiliencia; atributos que se necesitan en cualquier ambiente de trabajo para ser exitoso.

Otros ejemplos son escuelas técnicas, grupos de la iglesia, clubes de Scouts y Guías, en fin, una vez que empiezas a buscar las posibilidades se multiplican.

Recuerda, el éxito de toda empresa empieza con la persona correcta.

SUEÑA - CREA -  REALIZA

Si tienes comentarios me puedes escribir a gavyga@gmail.com

No hay comentarios: