martes, 28 de abril de 2015

Ayudando a quienes menos tienen

Te presentamos a Diana Laura Arroyo (LCIC ’02), quien actualmente es freelance editorial y columnista. Además es coordinadora de la difusión del proyecto Street Store Monterrey.

“Mi inquietud por este proyecto inició en octubre del año pasado, cuando vi un video en mi Facebook que hablaba sobre The Street Store, desde ahí quedé impactadísima al darme cuenta de lo fácil que todos podemos ayudar a los que menos tienen. Era una idea muy fácil de ejecutar y lo mejor de todo, era que cualquiera lo podía hacer en su ciudad de origen”, nos cuenta Diana.

The Street Store es un movimiento mundial que surgió en Sudáfrica el año pasado, Diana nos comenta como recuerda haberlo compartido en sus redes sociales, pero que fue hasta enero de este año que un amigo le comentó que había un colectivo (Caminemos Juntos) que lo empezó a organizar para la edición en Monterrey.

“Fui a la primera reunión de voluntarios y quedé enganchada con el proyecto. Empecé a apoyar en definir la estrategia de difusión, recaudación de ropa, los centros de acopio, el día y el lugar del evento, la estrategia de fondeo, el contacto con albergues, la relación con medios, entre otras actividades y me di cuenta que sin haberlo planeado, estaba ya como una de las principales organizadoras de la iniciativa y estábamos planeando no solamente una tienda de ropa ambulante, sino toda una especie de activación para la gente que menos tiene, en donde por todo un día les vamos a poder ofrecer gratuitamente ropa, comida, cortes de pelo, atención médica y más servicios que todavía seguimos definiendo. Ha sido toda una experiencia que se ha ido formando y creciendo de manera muy natural”, dice Diana al platicar de cómo se fue integrando en The Street Store.

El mayor reto al que se han enfrentado es aterrizarlo en la comunidad de Monterrey, ya que es diferente hacer una tienda ambulante para indigentes en Estados Unidos, Sudáfrica, Costa Rica o México. Una de las cosas que menciona Diana es que muchos conocidos coincidían en hacerles la siguiente pregunta: “¿Cómo van a hacer para que no llegue gente que no es indigente, se lleve ropa gratis y la revenda?”.

Y es por esa situación que el principal logro hasta ahora es ver la respuesta de la comunidad: “Creo que el proyecto se vende por sí solo y es una oportunidad para acercar brechas entre los que tenemos un hogar y quienes están sobreviviendo, a la intemperie”, menciona Diana, “creo que también este tipo de proyectos funcionan para darnos cuenta que no todo está tan mal como lo pintan las noticias, y como este proyecto, creado desde el esfuerzo de la gente y para la gente, brinda una luz de esperanza y nos muestra la capacidad que tenemos los humanos para ayudar a otros. Y lo importante es que aquí es muy fácil ser parte del proyecto, cualquiera de nosotros tiene un par de pantalones o zapatos que ya no usa y que puede donar, y que puede hacerle el día a alguien que no tiene hogar”.
Diana considera que el impulso para ayudar es una consecuencia de agradecer: “Tan pronto te das cuenta de lo afortunado que eres, de que estás vivo y que tienes la capacidad de percibirlo, es inevitable ver cómo puedes ayudar al de al lado. Street Store Monterrey es un proyecto que lo organizamos todos. Es un proyecto de la gente y para la gente.”

Actualmente las grandes prioridades son dos: actividades de fondeo para comprar ropa interior nueva para los indigentes, y búsqueda de patrocinios de bodega, transportación, impresiones, brazaletes y para el día del evento, renta de ganchos, toldos, mesas y sillas

Entre los planes a futuro para The Street Store, Diana nos comenta que la mirada está puesta en el 23 de mayo, que es el día de la tienda ambulante.“El colectivo Caminemos Juntos está viendo la posibilidad de hacer el proyecto dos veces al año y realizar más activaciones con un objetivo similar para los más vulnerables de la sociedad”, nos dice Diana respecto a actividades futuras de este proyecto.

Nuestra ExaUDEM continúa diciendo que entre sus planes personales está hacer un seguimiento a un par de indigentes para hacer un pequeño documental.

Diana concluye al mencionar el orgullo que tiene de ser ExaUDEM: “Mi mayor orgullo es ser parte de una comunidad que tiene una gran motivación por creer. Creer en sí mismo, en la comunidad, en el país y creer que es posible que una sola persona pueda hacer la diferencia.”

Diana te invita a participar y a conocer más sobre The Street Store Monterrey.
En la siguiente liga está la historia del proyecto: http://www.silenciodementa.com/2015/02/the-street-store-monterrey.html
También puedes visitar su Fan Page en Facebook: https://www.facebook.com/streetstoremtyCJ
O ver este video en YouTube: 
https://www.youtube.com/watch?v=e91YikcnJng



No hay comentarios: