lunes, 27 de abril de 2015

Compartiendo la alegría por vivir

Si hay una constante en la vida de Javier Lara (LCIC '98) es el deseo de darle color y sentido a la vida, con una actitud positiva y tenaz. Lo que pudiera ser adverso para alguien más, en su caso fue el motor para crecer, aprender y servir.
En su infancia padeció Inmunodeficiencia Combinada Severa, enfermedad conocida como síndrome de "niño burbuja", que quien la padece es susceptible de contagiarse de cualquier enfermedad por tener un sistema inmunológico seriamente afectado. Inspirado en el nombre de su enfermedad, a los 13 años creó un personaje llamado "Burbujín", que además de amenizar fiestas infantiles, llenaba de optimismo y alegría a la gente que lo necesitaba.
A sus 17 años, Javier inició un pequeño periódico llamado "Entre Raza", el cual, además de comentar los acontecimientos de su colonia, dejaba un mensaje positivo entre los vecinos del sector. Eran sus primeros pasos en lo que sería otra de sus grandes pasiones: la comunicación.
Su proyecto de titulación consistió en la creación de una compañía teatral montando obras con sentido social a beneficio de instituciones como la Alianza Anticáncer Infantil, entre otras. Así, escribió, dirigió y actuó obras como "El Encuentro", "S. O. S.", "Quiero Ser" y "Nunca Jamás".
Su trayectoria profesional ha sido tan rica como variada: Promotor educativo en la UDEM, director del Centro de Atención a la Juventud del DIF San Pedro, locutor de radio, coordinador del Programa de Atención y Desarrollo para Inmigrantes en la Universidad Georgia State en Atlanta, así como en el Dalton State College en Georgia. Javier se desempeñó además como director de Comunicación de una firma de abogados especializada en la defensa de inmigrantes en Georgia. Todos estos empleos tuvieron un común denominador: ofrecer la esperanza de una vida mejor.
Aunque Javier tiene una historia de vida común, hay en ella regalos de Dios o "toques de divinidad" como él mismo los considera. La muerte de su mejor amigo a los 17 años, la oportunidad de abrazar al Papa Juan Pablo II, superar un cáncer de pecho y la pérdida de su madre, han sido aspectos que no sólo lo han vuelto más fuerte, sino que le han infundido aún más el deseo de compartir, de darse a sí mismo con los demás.
Todas estas vivencias lo han llevado a impartir numerosas conferencias y seminarios, en los que busca motivar -de una forma fresca, natural y sorpresiva- a su audiencia, sembrando en sus conciencias el deseo y el derecho de vivir con bienestar y felicidad.
Javier forma parte de la Red Mundial de Conferencistas con sede en Alemania, y ha sido nombrado por la comunidad del noroeste de Georgia, Estados Unidos, como uno de los 20 profesionistas con más influencia en el nivel social y cultural. Fundador y director de organizaciones como la Ambulancia de la Risa© y la compañía de teatro ACTOS©, Javier ahora ha emprendido un nuevo reto: llenar de color la vida de los demás y propagar la fe y la autoconfianza.
Así, surge Operación Confeti©, un movimiento inspirado en el deseo de animar y acompañar con propósito a los demás, compartiendo la alegría por vivir, celebrando el regalo de la vida misma.
Operación Confeti es el proyecto en el que Javier Lara, su fundador, ha trabajado durante tres años con el objetivo de llevar alegría a los regiomontanos que así lo soliciten, pues brinda compañía y algo de buen humor a quien pasa por un mal momento.

Después de perder a su madre en un accidente automovilístico, Javy Confeti, como muchos lo conocen, se propuso desarrollar este proyecto para crear conciencia sobre la importancia de disfrutar la vida. "Es un programa de acompañamiento con propósito a las personas", afirma su fundador. Los colaboradores y voluntarios tienen como objetivo celebrar la vida y motivar a las personas.
Una de las "operaciones" que se realizan los sábados por la mañana es la entrega de bolsitas con confeti en cruceros de la zona metropolitana de Monterrey, acompañadas de sonrisas y palabras llenas de paz y color. Javier asegura que ese pequeño regalo que se les hace a los automovilistas puede cambiar la actitud que tengan por el resto del día, y por qué no, hasta por el resto de sus vidas.
Otra de las actividades que realiza este grupo es el taller en desarrollo humano y espiritual que se imparte en la Riviera Maya cada cuatro meses. También realizan visitas a hogares que son como una especie de "fiestas sorpresa" para personas que necesiten mejorar su estado de ánimo y que incluyen regalos entregados por padrinos anónimos. Al igual, ofrecen los llamados Círculos de Colores, terapias grupales a cargo de expertos donde se atienden problemáticas específicas y en el que ayudan al asistente a evolucionar físico, mental, emocional y espiritualmente.
Este compartir se convierte en la mejor medicina para males como la angustia, el estrés, la ansiedad, la depresión y la soledad.
Su programa de radio diario a las 11:00 horas por el 1140AM o por internet en www.radioesperanza.mx "Celebrando Tu Vida ", las conferencias y un show infantil con valores, son otras de las operaciones cargadas de mucho color.
"Cuando dos personas se conocen, yo siempre he sentido que hacen un click especial y es por eso que debemos de celebrarlo a través del confeti, por lo que representa. Cuando uno ve confeti, sabe que hubo alguna especie de celebración en el lugar", explica Lara.
Desde muy chico y gracias al apoyo y ejemplo de su madre y personas importantes en su historia de vida, Javy hizo vida una de sus frases favoritas:
"NO HAY GENTE BUENA, NI HAY GENTE MALA, SOLO NIÑOS MALTRATADOS BUSCANDO SER SANADOS. ASI QUE NOSOTROS SOMOS LA MEJOR MEDICINA PARA MUCHOS".
En el 2014 fue distinguido dentro de la convocatoria "45 Historias de Éxito ExaUDEM", como parte de las actividades del 45 Aniversario de la UDEM, en donde se reconocieron las trayectorias de exalumnos destacados.

Contacta a Javy Confeti: javylara@hotmail.com

No hay comentarios: