miércoles, 20 de mayo de 2015

Puntos cruciales del crecimiento espiritual

 
Por: Lic. Alicia S. de Lamadrid
Desarrollo Humano, Tanatología y Coaching
Twitter: @aliciaslamadrid

La espiritualidad me ayuda a mantenerme en pie
y me reconecta con el manantial que,
a pesar de cualquier cosa que me haya sucedido,
me sigue dando vida.

Hay una parte en mí que nunca se fragmenta y es como una columna que me sostiene en todas mis áreas de desarrollo humano: mi vida espiritual. 
Mi espiritualidad es un camino hacia esa llama de mi fuego interior, en la que encuentro calor. Es el sustento que alimenta mi alma.
Ese espacio sagrado requiere mantenerse en orden y ser atendido e implica un crecimiento constante de mi ser. Pero ¿cómo saber en qué me tengo que fijar?

SI QUIERO CRECER ESPIRITUALMENTE, NECESITO:
  • Despertar mi “darme cuenta”
  • Elegir aceptarme y amarme más a mí mismo
  • Avanzar aspirando a mi grandeza
  • Ser más flexible y menos rígido
  • Tener apertura y admiración a la vida
  • Conducirme hacia una conversión desde mi yo egoísta hacia los demás
  • Descubrir más lo que hay en mi interior
  • Aprender a escuchar a mi propia sabiduría y dejarme dirigir por ella
  • Cambiar la necesidad de controlar por el autocontrol
  • Vivir en el amor y el servicio a los demás
  • Hacer un balance, reconocer las limitaciones que tengo y trabajar en superarme
  • Aprender a mirar con paz y aceptación amorosa lo que me sucede.
  • Liberarme de las experiencias dolorosas de mi pasado
  • Dejar que se marchen los sentimientos negativos de mi corazón
  • Superar mis miedos
  • Aceptar riesgos
  • Buscar tiempo para meditar y estar en silencio.
  • Valorar la soledad
  • Practicar el perdón a mí mismo y a los demás para tener el amor que me merezco.
  • Aprender de mis errores
  • Amar más incondicionalmente
  • Orientarme más allá de mis propios límites, hacia mi plenitud vital.
  • Despertar mi creatividad
  • Atreverme a hacer algo nuevo y diferente
  • Perfeccionar mi ser.
  • Conocer a mi niño interior y comenzar de nuevo a jugar
  • Entrar en el círculo de dar y recibir
  • Crecer en los dones que he recibido
  • Buscar enriquecer mi vida y la de los demás
  • Bendecir y ser bendecido
Cuando contacto mi parte espiritual comienzo a tener una vida más plena, pues al trascender mi pequeñez y encontrar mi lugar en el mundo, cobran sentido mis huellas. 

No hay comentarios: