martes, 29 de julio de 2014

ESCALERA AL ÉXITO: No siempre es lo que estás haciendo, a veces es lo que falta


Por: Gabriela García-Williams (BAHL '93 / LCIC '00)

A veces tenemos todo lo que necesitamos para ser felices, la familia, trabajo estable, salud... y entonces algo cambia y nos damos cuenta que en realidad hay un vacío.

Puede ser un viaje, una conversación con algún extraño, una frase que leemos y nos damos cuenta que caímos en la rutina, que ya no tenemos los retos que teníamos antes.

De pronto sentimos la necesidad de cambiar; que podríamos estar haciendo mucho más pero no sabemos que significa hacer o lograr más. Y continuamos haciendo lo que hemos venido haciendo los últimos años porque no sabemos como cambiar.

El trabajo que era divertido se vuelve tedioso de la noche a la mañana como si alguien hubiera apagado un switch. Las ideas que fluían fácilmente ahora no llegan y los resultados empiezan a decaer.

Es tiempo de hacer algo que tenga significado como voluntariado en un hospital para niños, participar en una caminata a beneficio investigación para la cura del cáncer o prestar tus servicios profesionales en una clínica de barrio a familias de bajos recursos.

En la medida que nos sentimos productivos y que contribuimos al bienestar general nuestros ánimos cambian y nuestro espíritu se regenera y la creatividad vuelve a nacer.

Al mismo tiempo que recuperamos nuestro propósito en la vida, nuestro punto de vista vuelve a cambiar y una de dos cosas van a suceder: el trabajo vuelve a ser divertido o encuentras la manera de cambiar lo que haces lo suficiente para que sea interesante de nuevo.

A veces, la felicidad no está en lo que haces sino en lo que no estás haciendo. Es cuestión de tomar acción y encontrar lo que trae una sonrisa a tu corazón.

SUEÑA - CREA -  REALIZA

Si tienes comentarios me puedes escribir a gavyga@gmail.com.

No hay comentarios: