miércoles, 26 de octubre de 2016

De visita en el campus

¿Existe la literatura regia?
Agencia Informativa UDEM / Sara Salazar

El grupo estudiantil, Punto y Coma, realizó la segunda edición de ¿A Poco Existe la Literatura Regiomontana?, donde más de 100 estudiantes asistieron el lunes 26 de septiembre, a la sala de Eventos del Centro de la Comunidad Universitaria.

En el evento se presentaron diversos escritores regiomontanos como Felipe Montes (MDO '93), Julio Mejia Valenzuela (LFYL'13 / MED'15), Paulo de la Cruz Alvarado Reyna (LCIC'06), Gaby Cantú Westendarp (LEI'93), Hugo Valdés, Paulino Ordóñez, Patricia Laurent Kulliky Margarita Cuellar, los cuales principalmente hablaron de la inspiración detrás de sus obras.
Felipe Montes dijo que la principal inspiración de sus obras es Monterrey y asimismo se titula su obra principal, de la cual se despliegan varios libros, como Barrio de Catedral y El Evangelio del Niño Fidencio, los cuales toman lugar en algún área de Monterrey y abogan diversos temas, con la finalidad de hacer toda una historia de Monterrey que se conformen de historias pequeñas.

Otros autores, como Patricia Laurent Kullik, dijeron que su inspiración principal son las aventuras y otras experiencias.
“¿Cómo buscar problemas para narrar? Yo creo que más que todo son aventuras. Hay muchas cosas que uno no busca, pero tiene un cierto imán para ciertas aventuras” explicó Kullik.

Al finalizar el evento, Priscila Palomares, la presidenta de Punto y Coma, estableció que eventos como este acerca más a los estudiantes de la Universidad de Monterrey y a todos aquellos interesados en la literatura a los escritores regiomontanos, ya que para las personas que asistente a eventos como este, donde el autor habla de sus experiencias e inspiraciones, comienza a existir este autor y comienzan a leer sus libros.

Defiende Felipe Montes a Monterrey como tema literario
Nota generada por:
Universidad de Monterrey

​Para el escritor Felipe Montes (MDO '93), en Monterrey existe una “baja autoestima literaria” y como comunidad: no valora lo suficiente sus propias expresiones artísticas, según dio a entender en su participación en el ciclo “Café Literario… y algo más” de la Universidad de Monterrey.

“No solo creo que hay una baja autoestima literaria, sino una baja autoestima como comunidad, por eso los fan ‘europeizantes’ y sobre todo ‘gringuisantes’; la invasión estadounidense sobre la que estoy escribiendo ahorita y cuya ocupación duró más o menos año y medio fue suficiente para dejar aquí una idea de que lo estadounidense es mejor”, asentó.

El autor de “El vigilante” y “El evangelio del Niño Fidencio” ofreció este martes al mediodía la conferencia “Barrio de Catedral: el cantar de Monterrey”, en el Lobby de la Biblioteca Central, en donde abordó y defendió el tema de la ciudad como fuente de creación para la literatura y las artes.

El narrador regiomontano señaló que cada comunidad, en algún momento de su formación, tiene algo así como una pintura, un mural que la representa o una batalla a la que todo mundo alude; en el caso de España, la Guerra Civil es un reciente espejo en el que se pueden ver y por eso se siguen haciendo tantas novelas cada año de ese tema.

“Monterrey está en el mapa del mundo por sucesos nefastos, como el Casino Royal, porque estuvo el Fórum, no tanto por lo que dejó, que no fue tanto, y a veces por un concierto de interés regional; creo que es hora de que nos pase a los regiomontanos lo que le pasó al Parque Fundidora: que de ser una industria contaminante, aunque le daba de comer a mucha gente, se convirtió en un parque”, ejemplificó.

No hay comentarios: