martes, 25 de octubre de 2016

Extraordinarios Profesores - Antonieta del Carmen Visconti Rodríguez "La Tuca" (1930 – 2016)

Una gran mujer, respetada como una gran maestra, una estricta profesora que daba una profunda formación integral y sin distingos de religión, clase social o condición económica logro en cariño y el aprecio de todos sus alumnos y alumnas; el aprecio y respeto de sus colegas y directores y así logro ser querida por niños, jóvenes, adultos y ancianos. Sirvió a la Iglesia Católica como ministro de la Eucaristía, perteneció a la liturgia de las Parroquias en Chile y México, fue brillante miembro y directiva del movimiento familiar cristiano.

Nació en Santiago de Chile. La mayor parte de su educación primera y secundario la realizó en el Liceo número 1 de niñas, y luego cursó la licenciatura en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. 

Realizó cursos de perfeccionamiento como profesora de colegios privados y luego se incorporó a la educación de gobierno. Iniciando su ejercicio profesional en el Liceo número 1 de niñas de Valparaíso y en el Liceo de hombres de Viña del Mar. Posteriormente, fue profesora del Liceo de hombres de Talca y, al regresar a Santiago, fue contratada como profesora del Liceo Manuel Barros Borgoño.

Allí llegó a la subdirección del Liceo y al mismo tiempo estudiaba la especialidad de posgrado en orientación educacional en la pontificia Universidad Católica de Chile. En 1976, se reúne con su esposo en la ciudad de México donde se hace cargo de la subdirección del Instituto Romera. Hasta 1980, en que se traslada, junto con su esposo, el Dr. Carlos Bravo a la ciudad de Monterrey, y ella se incorpora a la división de Ciencias de la Educación de UDEM; donde ejerce por 17 años hasta 1996. En esa fecha, se jubila y se retira del trabajo educacional y académico.
De 1970 a 1972, estuvieron en State College, ciudad sede de Pennsylvania State University, donde el Dr. Bravo curso maestría y doctorado  y Tuca realizo estudios de orientación educacional.

Crearon una familia muy unida y ambos hijos han continuado con la tradición formando nuevos núcleos familiares que crecen día a día.

Como profesora rechazaba el uso de títulos académicos y era para todos sus alumnos de los Liceos y Universidades “TUCA” una gran maestra, estricta profesora  pero que sobre todo, a pesar de sus altas exigencias era muy querida por todos aquellos que recibieron de ella, no una fría instrucción sino que una profunda formación integral.

A continuación, algunos mensajes que sus exalumnos nos compartieron:

"Tony, aunque se encelen todos los maestros UDEM, puedo decirte que fuiste la mejor maestra, aquella que nos hacía vivir la clase, nos hacía reír, nos mantenía casi sin parpadear y que en los exámenes capciosos siempre nos hacía sufrir.
Espero verte en el cielo y allá pueda decirte... -Ya ves, sí pasé el examen de la vida, caminé con CRISTO y aquí estamos."
Lorena Portales (LED '83)


"Me siento bendecida por haber conocido a la Tuca, como mi maestra y amiga, en mi tiempo y en mis primaveras, por la canción que de su boca generó en mí diversos matices, por coincidir en este mundo y recorrer mis pasos a su lado, por más de 35 años.
No me guardo su amor para sus aniversarios. Lo tengo siempre junto a mí, en cada latido de mi corazón. Lo valido y lo hago presente: ése, su amor tan grande. Tuca, mi maestra, Tuca, mi amiga."
Alicia Salinas de Lamadrid

"Con tristeza recibo la noticia de la muerte de esta Gran Maestra. La Tuca.
Me quedo con mis recuerdos de mis años en UDEM. De las mejores épocas de mi vida. Ahí, hice amistades que aun conservo después de más de 20 años. Tuve el honor de conocer a profesores entrañables, La Tuca entre ellos, el Dr. Manuel Sepúlveda, Jesús Amaya, Victor Zúñiga, Susana Cuilty.... entre muchos otros. A todos ellos les agradezco de todo corazón, todo lo que de ellos aprendí, pero sobre todo, ahora que el tiempo me ha enseñado el valor de mi carrera, de tener un titulo profesional de esta prestigiada Universidad, esto, es invaluable. Sigo preparándome y ahora tengo mi Maestria.
Gracias a la UDEM, por ser una parte muy importante en mi desarrollo profesional y en mi vida. Muchísimas gracias."
Karina Herrera de Cantu (LED '90)

"Mujer inolvidable, me dio una clase en la maestría y siempre tenía anécdotas para algo.
Maestra muy humana que siempre tenía palabras de aliento hacia los demás.
Descansa en paz, mi querida Tuca. Y que Dios te esté acompañado allá arriba.
Con mi cariño."
Dra. Nora A. Aguilera.


"Que Dios la tenga en su santo reino a la Tuca , la mejor Maestra de Educación de la UDEM."
Dr. Carlos Cantú Diaz

"Tuca fue un gran inspiración durante toda mi carrera y hasta el día de hoy sus enseñanzas han dejado una huella muy importante en mi preparación. El cariño con el que siempre nos enseñó, con el que nos contagiaba su felicidad, con lo que hacía lo que le gustaba, con lo que queria a su familia y a la de nosotros. Tuca siempre estás presente en todo lo que hago, ya que desde entonces yo me he dedicado a la educación y tú fuiste una gra fuente de inspiración para mi! 

Gracias Tuca, por tu entrega y gran ejemplo, Te quiero."
Cecilia, matricula 13966

"Querida Tuca:
Fuiste una maravillosa maestra, te conocimos recién llegaron Carlos y tú a México y pasamos inolvidables horas al lado de ustedes, como olvidar tus anécdotas de un vida como docente o cómo conquistaste a Carlos, gracias por tus enseñanzas, tu guía y tu amor, ahora eres una estrella más en el cielo, un beso y un abrazo hasta donde estés! 
Descansa en paz, misión cumplida."
Marcela Guerra Areneras

"Excelente maestra, estricta pero justa, firme pero bondadosa y con un gran cariño por sus alumnos y la UDEM,"
Yolanda Sánchez (alumna de MED 1996-1997) 

No hay comentarios: