lunes, 23 de junio de 2014

¿Cómo quererme más modificaría mi vida en positivo?

 
Lic. Alicia S. de Lamadrid
Twitter: @aliciaslamadrid
 
 
El mundo necesita personas que se quieran más a sí mismas y hoy tomo conciencia de eso. Hacerme más amigo de mí mismo significa declarar mi espacio como propio, regular mis límites y quitarme lo que no me corresponde. Voltearme a ver a mí mismo y desarrollar un orgullo sano por ser lo que soy.
¿Qué gano yo con quererme más?
- Me siento más libre.
- Me reconozco imperfecto y vulnerable y eso ya no me hace ruido.
- Tomo conciencia que soy “maravilloso”, único e irrepetible.
- Estoy protegido.
- Recupero mi poder interior.
- Aprendo a regular mis fronteras sanamente: yo decido a quienes traigo a mi corazón, a quienes les permito quedarse y a quienes necesito sacar o en qué momentos hacerlo.
- Descubro que necesito trabajar más de cerca conmigo mismo.
- Me doy tiempo de escuchar mis anhelos más profundos, para poderlos seguir.
- Reconozco que mi pasado no determina mi futuro y que mis errores me han dejado grandes aprendizajes.
- Me ayuda a hacer cambios simples que pueden modificar el trayecto de mi vida, sobre todo en lo que no me gusta.
- Puedo entregarme con mayor entusiasmo a vivir, sabiéndome siempre acompañado por mi “yo amigo”.
- Descubro aquello que yace en lo más profundo de mi corazón.
- Paso más tiempo en mi hogar interior, con mis tesoros, para agarrar fuerzas y energía.
- Reconozco lo que es más preciado para mí.
- Aprendo a fluir con el flujo de la vida, sin mortificarme de oquis.
- Al ver lo bueno en mí, lo veo también en los otros.
- Me enseña mejores hábitos de relación conmigo mismo y con los demás.
- Constato que existe una expresión futura formidable de mí mismo, esperando que yo le dé vida.
Estoy dispuesto a hacer todo por un amigo, pero ¿y por mí?


No hay comentarios: