lunes, 23 de junio de 2014

El talento escondido

Por: Gabriela García-Williams (HL '93/LCIC '00)


¿Será que no llegan o que los corremos antes de que se instalen?

Desde que llegué a mi puesto actual hace como año y medio el equipo de Operaciones aprovechaba cada oportunidad que tenía para llorar porque no encuentran suficientes empleados para llenar las vacantes; en consecuencia me apliqué a encontrar diferentes fuentes de reclutamiento, lo cual produjo más y mejores candidatos.

Problema resuelto, ¿cierto?

El sueño de toda compañía es tener una fuente constante de candidatos calificados que pueda accesar periódicamente para llenar los puestos antes de que se conviertan en vacantes; la realidad es que en nuestro caso seguíamos necesitando más de 500 empleados de línea, más de 100 supervisores y algunos gerentes.

Entonces llegó a nuestras manos el reporte de rotación. Fue como balde de agua fría.

Como muchas otras empresas en nuestra industria, estábamos poniendo nuestras energías sólo en una parte del problema. Y aunque esta práctica nos ha traído beneficios porque tenemos mejores candidatos, seguimos dando vueltas como el perro que persigue su cola sin llegar a una solución.

Ya aprendimos a atraer personas con el perfil que necesitamos, ahora necesitamos darles las herramientas que ocupan para encontrarle sentido a lo que hacen y descubrir las oportunidades de crecimiento que los van a convencer de establecer una carrera en la empresa.

En el trajín de cada día de la carrera por producir más con menos perdemos a las personas en los procesos y sustituimos caras con gráficas que encapsulan el talento en vez de liberarlo. El trabajo que empezaron entusiasmados se convierte en rutina tediosa que cansa sin satisfacer.

Dejemos de esconder el talento que tanto trabajo nos costó encontrar y liberémoslo para que nos dé el retorno de inversión prometido. Pongamos pausa al correr por correr y hagamos las preguntas correctas. Dejemos de solucionar los problemas equivocados o incompletos.

SUEÑA - CREA -  REALIZA

Si tienes comentarios me puedes escribir a gavyga@gmail.com.

No hay comentarios: