miércoles, 28 de septiembre de 2016

Creando alrededor de una idea

La historia de Lucía Villarreal Ayala (LMI '97) con la UDEM comenzó en 1991, al ingresar a la preparatoria; donde participó en las revistas musicales, se fue de misiones a la Sierra Tarahumara y aprovechó para hacer un verano en Austin como parte de un intercambio estudiantil.

Con la inclinación hacia el arte, llegó el momento de elegir carrera en la UDEM donde se debatía entre Licenciado en Arte y Mercadotecnia Internacional. Al final, la elección fue mercadotecnia pensando que se dedicaría a la publicidad. Inspirada por un intercambio en Canadá, decidió hacer su Proyecto de Evaluación Final (PEF) en el área de comercio exterior.

De su trayectoria profesional, Lucía nos cuenta que su primer trabajo fue en el área de marcas en una empresa de bienes de consumo. "Disfruté mucho aplicar todos los conocimientos de mi área, pero se me presentó una oportunidad en el área de comercio exterior en una empresa de productos químicos y decidí aceptarla. El tener contacto con gente de otras culturas siempre me pareció muy interesante", comenta.
Después al nacer su primera hija se dedicó al hogar pensando que a la larga regresaría. Un reto al que se ha enfrentado es que buscar un trabajo ha sido una tarea imposible, ya que por el trabajo de su esposo se ha mudado de ciudad, e incluso de país, varias veces en los últimos años. Y fue gracias a esa experiencia que surge la idea de escribir un libro: "Memorias de una trailing wife", el cual es la historia de una familia contemporánea a la que la globalización le ha marcado el ritmo de vida: cada tres o cuatro años se mudan de país.
"Mi punto de partida fue mi gusto por escribir, y decidí tomar un taller en Fábrica Literaria", nos dice Lucía, "a diferencia de algunos de mis conocidos, yo no soy del área de letras. Ellos saben mucho más que yo de teoría y de autores. Yo comencé con una idea que quería transmitir, y de ahí fui sumando."
Lucía considera que el autor escribe porque tiene algo que decir, y es por eso que en su futuro se sigue visualizando en la escritura e incluso incursionar en el mundo de la literatura infantil y juvenil, apoyando sus historias con ilustraciones de su autoría, "Busco seguir creando alrededor de una idea y contar historias para leer con los cinco sentidos, o los seis, si contamos la kinestesia", concluye.

2 comentarios:

Monica dijo...

Me llamó la atención este articulo, pues me siento identificada por una parte.
Mi esposo es Francés y de igual manera hemos cambiado de País o ciudad cada 3 o 4 años. Por primera vez estamos en una ciudad en la que nos hemos quedado 5 años, todo un record; pero si, es difícil para la persona que sigue a su pareja hacerce nuevos amigos, empezar nuevos trabajos y realizar nuevas actividades, sobre todo cuando ya tienen hijos. Por un lado es la parte enriquecedora de la vida. Nuevos retos y descubrimientos para seguir adelante y aprendiendo...
Por mi parte he logrado encontrar trabajo cada vez y emprender nuevos negocios. Me llama mucho la idea de algun día escribir en forma de novela los trazos que se han cruzado por mi vida.

Felicidades por esta idea tan bonita de plasmar las memorias de una viajera.

Lucia Villarreal dijo...

Gracias por tu comentario Mónica. Me da gusto leer que has conseguido encontrar trabajo o emprender negocios en cada destino nuevo. Sin lugar a dudas esto ha de jugar a tu favor en la adaptación. Te invito a que visites mi página en Facebook @trailingwife que reúne historias como la tuya y la mía.

Por último, te dejo por aquí la liga para que tengas acceso a los dos primeros capítulos de Memorias de una trailing wife. Si es de tu agrado podrás adquirir el ebook en donde sea que te encuentres a partir de la semana que viene, que es cuando sale a la venta.

"Memorias de una trailing wife" de Lucia Villarreal. Retratos de vida de la esposa de un expatriado. Primer capítulo → http://ow.ly/yZc0304CAj2

Lucía V.