Para ayudar a incrementar la seguridad de una comunidad, lo importante no es castigar a los criminales, sino evitar que se formen desde jóvenes, expresó Carlos Eduardo Villarreal, ExaUDEM de Médico Cirujano y Partero (MCP), quien fue reconocido como Newman Civic Fellow por parte de la asociación Campus Compact el 14 de noviembre. 

Villarreal fue acreedor a este reconocimiento gracias a su programa Futbolíder, el cual fue aplicado por un periodo de tres meses en las instalaciones del Polígono Edison y tenía como propósito el promover la construcción de la paz a través del deporte y desarrollo de habilidades de liderazgo en los jóvenes de una comunidad necesitada. 

Futbolíder está fundamentado en los programas de CELES, Águilas en Acción y la Oficina de las Naciones Unidas para desarrollo y fomento de la paz a través del deporte, así como base el pilar 4 de la Iniciativa Mérida, el cual consiste en encontrar maneras de promover la cohesión entre las comunidades y evitar la criminalidad.  

Dentro del programa también participaron los alumnos y ex alumnos Raúl Rubio Moreno (LCIC y estudiante de MCP), Paloma García (LDE) y Jesús Gerardo Garza, egresado de preparatoria; además de la participación de Osvaldo Batocletti,  entrenador administrativo del equipo de futbol Tigres. 

Al finalizar la aplicación del programa, según los estudios y sondeos realizados, se logró un aumento de 19.6 por ciento de percepción de seguridad y participación en la comunidad, además de un 30 por ciento de participación en eventos deportivos por parte de la comunidad, en comparación con las actividades deportivas y de integración que FEMSA realizó anteriormente. 

 “No importa el background que tengamos, al final siempre es posible que nos hagamos comunidad y que trabajemos por metas que nos beneficien a todos”, manifestó Villarreal.