miércoles, 24 de febrero de 2016

Extraordinarios profesores: Graciela Quintero (MED '08)

La Doctora Graciela Quintero (MED '08) llegó a la Universidad de Monterrey en 1971, poco después de iniciar su carrera docente en la Facultad de Ciencias Químicas de la UANL de donde es egresada, y cuando estaba terminando su Maestría en Ciencias con Especialidad en Química Orgánica en el Tecnológico de Monterrey. 

"A través de un amigo que ya pertenecía al incipiente cuerpo académico de la naciente UDEM, fui invitada a una entrevista con el Dr. Ricardo Canales, entonces Director del Instituto de Ciencias de la Salud, y vi allí una oportunidad de desarrollarme en la docencia universitaria que apenas había iniciado", comenta Graciela sobre su llegada.

Para la maestra fue un cambio audaz, pues de tener una oportunidad en una institución ya reconocida como la UANL, decidió moverse a una Universidad que apenas nacía viendo en ella una oportunidad de crecer juntos.

"Ahora veo que así fue y me felicito por ello, pues encontré en la UDEM el ambiente que me permitió desarrollarme, orientar y crecer mis conocimientos hacia un área de la química que era de mi especial interés, la Bioquímica, particularmente para el área médica a donde he enfocado toda mi actividad académica", nos comparte la doctora.

Siendo la docencia universitaria su actividad profesional, realizó más tarde la Maestría en Ciencias de la Educación, por la que es orgullosamente ExaUDEM, cumpliendo en este 2016, 
45 años de labor docente ininterrumpida en nuestra Universidad. 
Siendo su mamá maestra de Primaria y su abuelo materno Inspector de Educación Federal, Graciela nunca pensó en estudiar para maestro en la Escuela Normal, sino en hacer una carrera universitaria, y la vida y las oportunidades la llevaron por el camino de la docencia.

"Siento una real motivación que se renueva cada semestre y cada día, cuando estoy delante de mis alumnos médicos o nutriólogos, de empujarlos a incursionar y aprender esta ciencia nada sencilla de la Bioquímica tanto en su parte fundamental (Química Biológica), como ya orientada a la Medicina (Bioquímica Médica), tan importante en su formación profesional", nos dice sobre su gusto por la docencia.

Para ella lo más importante es que sus alumnos se lleven un recuerdo positivo que les haya ayudado a su formación, aprovechando todas las oportunidades y dinámicas de los grupos para orientar y reforzar los valores que ya traen de sus familias.


"Siempre he sido considerada como una maestra exigente y a algunos alumnos eso no les gusta mucho, pero en ella va todo mi interés y esfuerzo por contribuir a su formación como personas íntegras y a su desarrollo académico", nos comenta sobre la exigencia que la caracteriza.
Su mayor satisfacción como maestra ha sido encontrar a tantos exalumnos que ahora se desempeñan con éxito en su profesión de médicos en muy diversas especialidades, incluso en el extranjero.

"Me ha tocado como paciente estar en manos de muchos que fueron mis alumnos, y sentir que mi vida depende de su desempeño profesional; o también acudir a hospitales como acompañante de algún familiar, y sentirme arropada por tantos exalumnos que se desempeñan como médicos internos, residentes de alguna especialidad médica o médicos externos ya con una trayectoria importante. De inmediato me saludan, me abrazan, me ofrecen su ayuda y me recuerdan en el salón de clase, a veces hasta con una anécdota", nos comparte Graciela.

Como algunos de sus logros profesionales obtuvo el Premio a la Calidad Docente en diversas ocasiones a lo largo de su trayectoria, el Pro-Magistro (2003), Profesor Emérito (2013), Reconocimiento a la Excelencia en el Desempeño Profesional (UANL 2015), y el Reconocimiento ExaUDEM como Historias de éxito (2015).



"A los ExaUDEM quiero decirles que todos los que participamos en su formación académica en la UDEM, contribuimos a darles fuertes alas para que vuelen alto como las águilas, pero con raíces firmes como los pinos que aunque se vean a veces vapuleados por los vientos, no se doblan y menos se caen. Los invito a que se sigan preparando lo más que puedan, que nunca olviden los principios que llevan de su alma mater, vivan su profesión como un servicio a los demás, pero sobre todo, que sean felices en su vida personal y profesional", concluye la maestra diciendo a sus exalumnos.

4 comentarios:

ana laura saldivar ruiz dijo...

Sin lugar a duda, un extraordinario ser humano, es un gusto saber que se sigue reconociendo la constante labor de maestras como ella que se mantienen en constante actualización asi como implementando nuevas estrategias para la comprensión de conceptos bàsicos para poderlos llevar a la pràctica. Un orgullo haberla tenido como maestra, tutora y uno de los pilares que forjaron mi vida profesional con su constante apoyo. L. Saldivar

Lucia Bulnes Valero dijo...

Una extraordinaria maestra, orgullo de la UDEM, que interesante que se le reconocen sus méritos tanto de preparación como de entrega a sus alumnos. Desde niña ha sido ejemplar, excelente persona, ejemplo de valores espirituales y humanos....Chela mi amiga y compañera desde siempre, con todo cariño te envío mi mas grande admiración por tu vida llena de realizaciones.

Lucia Bulnes Valero dijo...

UN GRAN RECONOCIMIENTO PARA UNA MAESTRA QUE HA ENTREGADO PARTE DE SU VIDA A LA DOCENCIA UNIVERSITARIA. QUERIDA Y ADMIRADA CHELA, QUE ALEGRIA PODER TRASMITIRTE MI GRAN ADMIRCIÓN QUE HE SENTIDO POR TÍ, DESDE QUE FUIMOS COMPAÑERAS EN PRIMARIA....UN FUERTE ABRAZO.

Lucia Bulnes Valero dijo...

Una extraordinaria persona que ha dedicado parte de su vida a prepararse para ser una maestra notable con ejemplar entrega.-Chela que alegría tener la oportunidad de expresarte la admiración tan grande que siempre te he tenido por tu caminar llena de valores espirituales y humanos que has ido dejando en quienes hemos tenido el honor de caminar contigo.