martes, 29 de marzo de 2016

¿Dónde viven los poetas?


Por Alejandra Marroquín
(ARQ ´99)
alejandramarroquin77@hotmail.com

Decía Henrik Ibsen, dramaturgo noruego, (1828-1906) "que grande o pequeño, todo hombre es poeta si sabe ver el ideal, más allá de sus actos"… Hoy, quiero compartir con la comunidad UDEM, mi pasión por la poesía.

¿Dónde viven los poetas?
¿Será que en los paisajes lejanos y bebiendo leche de estrellas,
o en los momentos extraños,
de pájaros rojos y lunas eternas?
Habría que viajar a los crepúsculos
y algunos noviembres para encontrarnos a uno.
Tomar el tren que sube por las laderas
y preguntar en cada esquina donde se guardan
y tomar un puño.
Los sabios dicen que todos tenemos un poeta de cabecera.
Que durante las noches donde las velas son inquietas,
recogen fragmentos de nuestra esencia,
y con dedal y anteojos de abuela,
zurcen con hilos azules las metáforas que nos hibernan.
Dicen, que existen poetas que no saben que son poetas
y son más poetas que todos los que existen, juntos.
No saben que la poesía se derrama por sus ojos
y que los descarriados, la tomamos ansiosos,
la guardamos en los bolsillos,
la acomodamos en el regazo
y la untamos como bálsamo en el ombligo.
¿Qué dónde viven los poetas?
En las calles, en los ríos,
en tus ojos,
en los míos.

No hay comentarios: