viernes, 25 de septiembre de 2015

¿Colesterol elevado? 5 recomendaciones para protegerte

“¿Qué es el colesterol?, ¿me hace daño?” son algunas de las preguntas que surgen cuando intentamos cuidar nuestra salud y sobre todo a nuestro corazón. El colesterol es un lípido que se encuentra en todas las células del organismo y se puede obtener por medio de la dieta o puede ser producido por nuestro propio cuerpo. El hígado produce la cantidad de colesterol que se necesita para mantener las funciones normales dentro del organismo.

Los alimentos de origen animal como la carne, huevos y productos lácteos contienen colesterol. Muchas veces culpamos a la elevación de colesterol en sangre a éste tipo de alimentos, cuando el colesterol de los alimentos no eleva el colesterol de la sangre en gran medida, tienen un efecto muy pequeño.

¿Qué causa que el colesterol en sangre se eleve?

Los niveles de grasa saturada en la dieta es lo que realmente causa un impacto en los niveles de colesterol en la dieta. Los alimentos altos en grasas saturadas como las carnes rojas, lácteos enteros, aceiten de coco, papas fritas, hamburguesas, productos altamente procesados, etc. Aportan gran cantidad de grasas “malas” y a su vez el aumento de colesterol LDL o “malo”, que provoca lesiones en arterias y eventualmente podría taparlas y provocar infarto o embolia.

Este problema de colesterol elevado suele aumentar con la edad y es más común en mujeres que en los hombres. La obesidad, la falta de actividad física y la diabetes son factores de riesgo importantes que pueden acelerar su aparición.

¿Cómo hago para mantener mis niveles de colesterol normal?
  1. Evitar alimentos altamente procesados y altos en grasas: Papas fritas, pollo empanizado, pan dulce, hamburguesas, tacos grasosos, crema, manteca de cerdo, etc.
  2. Evitar carnes rojas grasosas y lácteos enteros: Preferir cortes magros o sin grasas y lácteos descremados.
  3. Mantener un peso saludable: Dieta adecuada a tu estilo de vida y actividad física mínimo 4 veces por semana con 1 hora de duración.
  4. Añade Omega 3 a tu dieta: Salmón, sardinas, bacalao, yema de huevo, frutos secos y chía.
  5. Utiliza alimentos ricos en antioxidantes: Arándanos, fresas, moras, frambuesa, café, vino tinto, té verde, chía, etc. Vitamina C y E son los mejores antioxidantes.
Recuerda incluir estos alimentos protectores en tu dieta, así como también un tratamiento nutricional a tu medida para poder obtener los mejores beneficios que la alimentación te puede ofrecer. Ahora que sabes que alimentos evitar y que alimentos incluir, comienza a hacer estos cambios y tu corazón te lo va a agradecer.

Sígueme en: www.timeforhealth.co
Facebook: /timeforhealthco
Twitter: @timeforhealthco



Lic. Nut. Úrsula Martínez Garza
Consultorio: Centro Médico Christus Muguerza Sur. Carretera Nacional No. 6501,

No hay comentarios: