martes, 29 de septiembre de 2015

Superando retos para seguir su vocación

Andrés Clariond Rangel (LDE ’02) estudió la carrera de Derecho en la UDEM, sin embargo su pasión por el cine lo llevó a incursionar una de las industrias más cerradas en México, hasta lograr presentar recientemente HILDA, su primer largometraje.

“Estudié Derecho porque me interesaban las humanidades y la vida pública, pero siempre tuve inquietudes creativas y literarias. Cuando cursaba los primeros semestres de la carrera, se abrió en Monterrey la Cineteca. Ahí conocí cineastas de la Ciudad de México y me di cuenta que dedicarte a hacer películas no era tan descabellado", nos explica Andrés.

Entonces decidió llevar en la UDEM las clases de guión, apreciación y producción cinematográfica; durante los veranos se fue a estudiar cursos de cine en el extranjero y al graduarse de la carrera ingresó a una maestría de cine en la Universidad de Columbia en Nueva York.

“El primer reto fue lograr que la gente me tomara en serio, algo difícil cuando te dedicas a una profesión poco usual como la dirección de cine. Lo superé dándole yo la debida formalidad: preparándome, trabajando en puestos menores, picando piedra. Después de eso el desafío mayor fue levantar mi primer proyecto de película", comenta Andrés sobre sus inicios.

Para sacar adelante su largometraje HILDA, enfrentó múltiples problemas como la duda de que pudiera llevar el guión a un buen puerto, el gobierno le negó en cuatro ocasiones los fondos que otorgan a la producción de cine, actores y gente que buscó para puestos claves rechazaron el proyecto por considerarlo ambicioso para un director novel.

Sin embargo, gracias a su perseverancia sorteó todas las adversidades y en el mes de agosto de este año se estrenó su película en 120 salas del país, con excelentes críticas. “Estoy por llevarla a festivales importantes de cine en Vancouver, Rio de Janeiro y El Cairo. En el festival de Morelia ganó el premio a la mejor actriz y una mención de mejor dirección en el festival de cine de Sofia, Bulgaria", nos comparte Andrés sobre los logros alcanzados.

Sobre otros proyectos que ha logrado en su carrera, Andrés menciona el documental “El Poder de la Silla”, que coescribió con Diego Osorno y en el que entrevistaron a cuatro de los últimos gobernadores de Nuevo León. Dicho documental fue exhibido en universidades, plazas públicas y el portal de El Norte. En total fue visto por alrededor de 12,000 personas.
Andrés concluye contándonos sus principales satisfacciones: “Hacer lo que me gusta y no estar en un trabajo que no es lo mío, haber ido a estudiar a una de las mejores universidades del mundo, poder haber hecho una película, ser editorialista en el Norte, uno de los periódicos más importantes del país. Y en lo personal, ser esposo y papá.”

No hay comentarios: