martes, 29 de septiembre de 2015

Plasmando su aprecio por la cultura mexicana

Orgullosamente mexicana,  Nancy Guzmán (LA '06) sueña y trabaja por un México donde se dé el valor necesario a nuestra cultura y el arte.

Como artista, Nancy ha expuesto colectivamente en varios museos, galerías y universidades, como el Museo El Centenario, en San Pedro, El Museo Metropolitano, El Museo del Obispado, La Casa de la Cultura, así como en Oaxaca.
"Trabajo la acuarela, pero en lo que estoy más enfocada actualmente es la cerámica. La técnica que desarrollo se llama Mayólica, termino español para la cerámica pintada con blanco y color, similar a la porcelana”, nos cuenta.

Nancy se ha enfrentado a muchos retos en su carrera profesional: “Desde el estudiar Artes, mucha gente, incluído mi papá, me decía que eso no era una carrera y pues creo que con el tiempo todo se acomoda y finalmente tienes que ser fiel a lo tuyo, ahí es donde está la felicidad y el éxito en la vida".
Un reto importante fue cuando se fue a vivir a Beijing, para trabajar en la embajada mexicana como Agregada Cultural y Educativa de México en China, donde tuvo que aprender todo lo necesario al mismo tiempo que ya estaba trabajando, en un país totalmente diferente con una barrera de la comunicación fuerte. “Realmente me encanta China, pero es muy distinto el estar viviendo todos los días y trabajar con ellos”, nos menciona Nancy de esa experiencia.
Recientemente, en su exposición individual “Preciosa Promesa: La Metamorfosis” realizó una pieza que pesaba casi 50 kilos, con apoyo del maestro Gerardo Azcúnaga: “Fue todo un reto hacerla y lograr las quemas de la pieza”.

Nancy quiere realizar algo que sea universal, y es un tema constante en casi todas sus series. En su última exposición que hizo las ‘12 Damas del Zodiaco’, nos explica: “Todos los humanos tenemos un signo, pero a la vez somos todos al mismo tiempo. Una de mis series nuevas son letras, estoy haciendo el abecedario, como también una fuente universal de comunicarnos combinando las letras”.
“Mis piezas llevan mucho de mí. El trabajar con la cerámica, es un proceso manual muy íntimo con los materiales, y creo es imposible dejar a un lado el inconsciente que siempre está trabajando y reflejando en cada pieza. Me gusta tener mi estilo propio y que mis piezas sean algo que no se relacione con lo de otros artistas", nos comparte sobre su manera de trabajar.
El año pasado, Nancy participó en un proyecto con artesanos de Oaxaca, específicamente de Atzompa, donde trabajan el barro verde. En este proyecto también estaban unos diseñadores de Japón y un Finlandés, así que fue una mezcla de varias culturas y obtuvo un resultado muy positivo.

“Yo trabajé algunas de mis piezas ahí y aprendí muchísimo de ellos, sobre todo a su dedicación, amor y entrega hacia su labor como artesanos. Incluso uno de ellos fue invitado por la UDEM a dar un curso en el Centro Roberto Garza Sada y era la primera vez que salía de Oaxaca. Me enseñaba con mucho orgullo sus fotografías”, nos cuenta Nancy sobre la experiencia. 

Actualmente está trabajando en sus nuevas series , además de varias piezas que son por encargo, ya que también está colaborando con una firma de tés para hacerles unas teteras, jarras y tazas para que se venden en exclusiva en sus tiendas. 
Para finalizar, Nancy nos comparte una frase: “Procura ser tan grande que todos quieran alcanzarte y tan humilde que todos quieran estar contigo.”

No hay comentarios: