jueves, 23 de junio de 2016

Criterios de salud


Por: Lic. Alicia S. de Lamadrid
Desarrollo Humano, Tanatología y Coaching
Twitter: @aliciaslamadrid

"La salud es la unidad que da valor a todos los ceros de la vida."
Bernard Le Bouvier de Fontenelle


Desarrollarnos en dirección hacia la salud depende no solamente de nuestra genética o de nuestra historia, sino también y, sobre todo, de las condiciones de nuestro contexto de vida. Mucho depende de nosotros.

¿QUÉ NOS AYUDA A ESTAR MÁS SANOS?

  • Satisfacer adecuadamente nuestras necesidades fundamentales: físicas, emocionales, intelectuales, ambientales, espirituales y sociales.
  • Disponer de la capacidad para percibir claramente nuestra realidad presente.
  • Vivir con seguridad las propias condiciones de la existencia.
  • Poder elegir libremente con respecto a nuestra propia vida.
  • Tener metas.
  • Poseer un proyecto personal de vida y trabajar en él.
  • Exigirnos cosas acordes con nuestro talento y nuestras capacidades.
  • Tener un adecuado poder de acción.
  • Disponer de suficientes recursos para dominar los estresores que se nos presenten en nuestro cotidiano vivir.
  • Cultivar el mayor número posible de relaciones estables, duraderas y recíprocas en la vida, para tener un sentido de pertenencia.
  • Compartir con los demás.
  • Hablar de lo que nos entusiasma y nos hace sentir bien.
  • Contar con habilidades generales para la solución de problemas.
  • Saber enfrentar las cargas con entereza.
  • Tener la posibilidad y la capacidad de acudir a recursos ajenos en las dificultades.
  • Ver los desafíos como retos para el crecimiento y la maduración.
  • Utilizar el sentido del humor.
  • Considerar el equilibrio en la vida. Hay un demasiado mucho y un demasiado poco para cada quien.
  • Vivir con optimismo y adoptar actitudes constructivas.
  • Encontrarle sentido a la vida.
CUALIDADES NECESARIAS PARA LA SALUD:
  • Un sentido realista del mundo circundante.
  • Una imagen sana de nosotros mismos.
  • Un sistema de valores propio, claro y sano.
  • Saber integrar las experiencias positivas y negativas a nuestras vidas.
  • Percibir las necesidades, sentimientos e intereses propios y de los demás.
  • Volvernos con amor hacia otras personas.
  • Desarrollar un equilibrio entre la necesaria estabilidad y el cambio.
  • Edificar una espiritualidad que nos sostenga.
  • Reconocer que lo que somos y lo que tenemos es suficientemente
  • Bueno y que puede ser mejor.
Hay que vivir lo que es realmente bueno para nosotros y lo que SÍ nos hace bien. Y desechar la basura que nos enferma y nos hace daño.

Porque como personas podemos desarrollarnos hacia la vida e invertir todas nuestras energías para conseguirlo.

No hay comentarios: